Brasil inicia las restricciones con las criptomonedas y cierran cuentas de casas de cambio

24 de enero de 2018

Las casas de cambio más importantes de Brasil informaron que sus cuentas bancarias fueron cerradas en varias instituciones financieras.

Una de las compañías presentó recientemente una demanda para mantener su cuenta en el banco Santander.

Bancos de Brasil, tercer grupo privado que anula los servicios financieros al mercado de criptomonedas

En primer lugar, la institución Itaú comenzó en 2015 a trabajar de cerca con el mercado, lo que le valió a la plataforma hacerse con más de un millón de clientes.

Una vez que la relación fue terminada por Itaú, Mercado inició una acción legal que rápidamente llegó al Tribunal Superior de Justicia. Sin embargo, el órgano judicial decidió a favor del banco.

La plataforma de comercio Bitcoin buscó entonces a otro banco, Bradesco, que rápidamente se negó a abrir una cuenta para la empresa. Ahora, Mercado Bitcoin enfrenta una batalla cuesta arriba mientras intenta encontrar otra alternativa.

Sin embargo, a lo largo del proceso los representantes de Mercado han argumentado que el bloqueo financiero es una represalia por el nuevo mercado emergente que representan las criptomonedas, ya que el uso significativo del Bitcoin, por ejemplo, puede reducir significativamente las ganancias del banco.

El 4 de diciembre de 2017, Santander informó a Mercado Bitcoin que sus cuentas se cerrarían en 30 días. La exchange entonces presentó otra demanda ante el tribunal, que dictaminó en una decisión preliminar que el plazo de 30 días debía ampliarse a 90 días. Desde entonces no ha habido ninguna reacción del banco a favor de Mercado.

Según Mercado Bitcoin, Santander argumentó que no vio ningún interés comercial cuando justificó el cierre de la cuenta. Folha, una de las agencias de noticias brasileñas más conocidas, ha informado que los bancos también tienen la impresión de que parte del dinero se genera ilícitamente.

Por su parte, Foxbit, la segunda casa de cambio más grande del país, con más de 400.000 clientes, fue notificada en agosto de 2017 por el Banco do Brasil que tendría cerrada su cuenta y la de sus socios. En septiembre, la empresa también presentó una demanda contra el banco. Hasta ahora, los bancos se han negado a comentar esta situación.

Actividad sospechosa

Tanto los bancos como las casas de cambio tienen la obligación de comunicar al Consejo de Control de las Actividades Financieras cualquier transacción sospechosa que indique lavado de dinero u otras actividades ilícitas.

Según los funcionarios judiciales, si el banco es castigado, la sanción es proporcional al volumen de operaciones. Por lo tanto, la multa puede ser mucho más alta que el retorno del banco en mantener a estos clientes, y es por eso que los bancos están considerando dar la espalda al sector de las criptomonedas.

Esta noticia, y la reciente información que emitió la Comisión de Valores Inmobiliarios de Brasil para prohibir a los fondos de inversión la compra directa de criptomonedas, son otro indicio más de que pronto estos activos pueden ser regulados en Brasil a mayor escala.

Comentarios

Никто ещё не оставил комментариев. Желаете быть первым?